La leyenda del Acueducto de Segovia

Una leyenda dice…

Una niña subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el jarro lleno de agua. Un día, cansada de aquello, le pidió al demonio que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el fin de ir a buscar agua.

Entonces, esa noche, se le apareció el diablo y le concedió el deseo a cambio de que, si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que regalar su alma. La niña accedió y el diablo comenzó a construir el acueducto, justo en ese momento la niña se arrepintió de haber deseado tal cosa.

Justo cuando al demonio le quedaba una piedra para terminar el gallo cantó, lo que hizo que el diablo fracasara y la niña no perdiera su alma. El hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.

aqueduct-876322

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s